Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Octubre de 2001 (30)

El tratamiento de elección para la enfermedad de Parkinson es la levodopa. Recientemente ha aparecido una noticia anunciando que los agonistas dopaminérgicos sustituyen a la levodopa en el tratamiento inicial de la enfermedad de Parkinson. Los agonistas dopaminérgicos disponibles para el tratamiento de esta enfermedad son la bromocriptina, pergolida, pramipexol y ropirinol. Las dosis de bromocriptina recomendadas para esta enfermedad oscila entre 15 y 30 mg al día repartido en 2-3 tomas. Las dosis de pergolida oscilan entre 1,5 y 3 mg al día repartido en 2-3 tomas. Las dosis de pramipexol oscilan entre 0,5 y 1,5 mg tres veces al día y las dosis de ropirinol oscilan entre 3-5 mg tres veces al día. A raiz de esta noticia no se puede concluir que los agonistas dopaminérgicos son más efectivos que la levodopa porque no existen estudios comparativos entre ellos. Los resultados concluyen que los agonistas dopaminérgicos son menos eficaces pero presentan menos efectos de fluctuaciones motoras y discinesias. La levodopa asociada a carbidopa es el tratamiento de elección para el tratamiento sintomático más eficaz para la enfermedad de Parkinson. Algunos médicos no tratan los estadios de la enfermedad para intentar retrasar las limitaciones y las complicaciones del tratamiento. Los agonistas dopaminérgicos, fármacos de 2ª elección, se utilizan en ocasiones en monoterapia antes de instaurar el tratamiento con asociaciones de levodopa, según la edad del paciente, el grado de incapacidad, el estado cognoscitivo y otros factores de riesgo. No queda claro si instaurar inicialmente un tratamiento con agonistas dopaminérgicos mejora a largo plazo el estado de los pacientes con la enfermedad.
Palabras claves:
  • CONTROVERSIA
  • INDICACION
  • EFICACIA
  • EFECTOS
  • FACTORES
  • LEVODOPA
  • POSOLOGIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.