Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Octubre de 2001 (30)

Los pacientes con asma persistente no controlado adecuadamente con dosis bajas de corticoides inhalados se benefician de la adición de beta-2 agonistas de acción prolongada, más que del incremento de dosis de corticoides. Existe la hipótesis que una vez conseguida una mejoría en el control de los síntomas, podría disminuirse la dosis de corticoides o incluso eliminarse. Para confirmarla se diseña un ensayo clínico, doble ciego y aleatorizado, en 6 centros de salud del National Institutes of Health, en el ámbito ambulatorio. El seguimiento se lleva a cabo durante 24 semanas. Se incluyeron en el estudio 175 pacientes, de 12 a 65 años, con asma persistente y mal controlado con triamcinolona inhalada (400 mcg/12 horas) durante un periodo de prueba de 6 semanas. Los pacientes continuaron el tratamiento con triamcinolona inhalada y se les asignó a un grupo la adición de placebo y al otro salmeterol inhalado (42 mcg/12 horas), durante 2 semanas. Al grupo placebo y a la mitad del grupo tratado con salmeterol se les asignó, también de forma aleatoria, una reducción del 50% de la dosis de triamcinolona, durante 8 semanas, y después se suspendía; la otra mitad del grupo mantenía la dosis total de triamcinolona y salmeterol. En el 8,3% de los casos del grupo de reducción de dosis, el tratamiento fracasó a las 8 semanas de la reducción de la dosis de triamcinolona. En el grupo de dosis totales, el tratamiento fracasó en el 2,8% de los casos. En el 46,3% de los casos del grupo de reducción de dosis, el tratamiento fracasó a las 8 semanas de suspender la triamcinolona. En el grupo de dosis totales, el tratamiento fracasó en el 13,7% de los casos. El riesgo de fracaso terapéutico es significativamente superior en el grupo de reducción de dosis en cuanto de suspende la triamcinolona. Los autores concluyen que en pacientes con asma persistente mal controlado con corticoides, pero que mejoran con la adición de salmeterol, puede disminuirse la dosis de corticoides a la mitad sin pérdida significativa del control del asma. Sin embargo, no se recomienda la supresión total del corticoide, ya que conduce a un deterioro en el control de los síntomas.
Palabras claves:
  • DOSIS
  • CONTROL
  • ASOCIACION
  • BETA-2-AGONISTAS
  • ASMA
  • TRIAMCINOLONA
  • EFICACIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.