Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2002 (33)

El barnidipino, antagonista de calcio, está indicado para la hipertensión esencial de leve a moderada. Este principio activo se caracteriza porque tiene una alta potencia, lento comienzo de acción pero de una duración prolongada. El barnidipino se absorbe bien pero tiene un extenso efecto de primer paso con una biodisponibilidad absoluta muy baja y alta unión a proteínas plasmáticas. La concentración máxima se alcanza a las 5-6 horas de su administración. Se excreta por orina, heces y, también se ha detectado en leche materna. La semivida de eliminación es de 20 horas. La dosis recomendada inicialmente es 10 mg al día pudiendo aumentar hasta 20mg al día, sólo si han transcurrido 3-6 semanas de tratamiento. Los efectos adversos descritos son dolor de cabeza, rubor, edema periférico, sedación y palpitaciones. De momento no se han descrito casos de taquicardia refleja, propio de los antagonistas de calcio. La administración de barnidipino está contraindicada en caso de hipersensibilidad, insuficiencia hepática, angina de pecho inestable, infarto de miocardio agudo reciente (4 semanas), insuficiencia cardíaca no tratada o renal grave, niños menores de 18 años, uso concomitante con anti-proteasas, eritromicina, claritromicina, ketoconazol e itraconazol, y lactancia. El barnidipino interacciona con ciclosporina, cimetidina y alcohol aumentando los niveles de barnidipino, mientras que con fenitoína, carbamazepina y rifampicina disminuyen los niveles de barnidipino. El barnidipino es otro antagonista del calcio similar a los fármacos de su grupo. La única ventaja que tiene es que tiene un inicio de acción lento y un efecto prolongado que permite la administración única diaria.
Palabras claves:
  • CONTRAINDICACIONES
  • INDICACION
  • POSOLOGIA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • INTERACCIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.