Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 2002 (33)

La diabetes es una enfermedad cuya prevalencia está incrementando a nivel mundial y es la causa más común de insuficiencia renal terminal. La inhibición de los efectos de la angiotensina II han demostrado ser beneficiosa en la nefropatía causada por la diabetes tipo 1, pero se desconoce su efecto sobre la protección renal en pacientes con diabetes tipo 2. En USA se diseña un estudio para valorar si el irbesartán - antagonista de los receptores de la angiotensina II- y el amlodipino - bloqueante de los canales del calcio- enlentecen la progresión de la nefropatía en pacientes con diabetes tipo 2. A 1715 pacientes hipertensos con nefropatía causada por la diabetes tipo 2, se les asigna de forma aleatoria tratamiento con 300 mg/día de irbesartán, 10 mg/día de amlodipino o placebo. La tensión arterial diana es de 135/85 mm de Hg o inferior. Se evalúa la evolución de los niveles de creatinina en sangre (punto final: nivel de cretinina el doble del basal), el desarrollo de insuficiencia renal terminal y la mortalidad por cualquier causa. El seguimiento medio fue de 2,6 años. El tratamiento con irbersartan disminuye el riesgo de insuficiencia renal terminal de forma estadísticamente significativa al comparar los resultados tanto con el grupo control como con el grupo tratado con amlodipino. Los autores concluyen que el tratamiento con el antagonista de la angiotensina II irbesartán posee un efecto protector frente a la progresión de la nefropatía causada por la diabetes tipo 2. Esta renoprotección es independiente de la reducción de tensión arterial que produce.
Palabras claves:
  • DIABETES
  • HIPERTENSION
  • PROTECCION
  • ANGIOTENSINA
  • COMPARACION
  • AMLODIPINO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.