Sesionbes Bibliográficas. 01 de Junio de 2002 (38)

La infección bacteriana puede contribuir a las exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Los ensayos clínicos y meta-análisis realizados apoyan el uso de antibióticos cuando el esputo es purulento, reduciendo el tiempo de resolución de los síntomas a más de la mitad y mejorando los parámetros funcionales respiratorios. El uso de antibióticos es más útil en exacerbaciones graves. El tratamiento inicial empírico debe ir dirigido a los patógenos más habituales (neumococo, Moxarella catarrhalis y Haemophilus influenzae), reservando los antibióticos de amplio espectro para aquellos pacientes que no responden a la terapia inicial. La duración de la antibioterapia no está claramente definida, la mayoría recomienda tratamientos de 5-10 días. Los antibióticos más utilizados en la terapia inicial empírica son: cotrimoxazol, amoxicilina y doxiciclina (en USA). Los corticoides sistémicos han demostrado acelerar la mejoría en el flujo aéreo, intercambio gaseoso y síntomas y disminuir la frecuencia de fracasos terapéuticos. No está claramente definida la duración óptima de la corticoterapia, pero los estudios más recientes apoyan los tratamientos de 5 a 10 días de duración. Cuando la exacerbación de la EPOC se complica con insuficiencia respiratoria es importante descargar la musculatura respiratoria mediante ventilación, sin intubación. Con la ventilación no invasiva se observa disminución de la mortalidad, mejora de los síntomas y disminución de la hospitalización. La ventilación se considera indicada en aquellos pacientes con empeoramiento de la disnea, acidosis respiratoria aguda y empeoramiento de la oxigenación.
Palabras claves:
  • ANTIBIOTICOS
  • CORTICOIDES
  • DURACION
  • BRONQUITIS
  • EPOC
  • EXACERBACION
  • AGUDIZACION
  • EFICACIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.