Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2002 (39)

Los pacientes que sufren enfermedad de Parkinson, además de las alteraciones típicas motoras presentan frecuentemente síntomas no motores como alteración autonómica, depresión, disminución cognitiva, insomnio, dolor y en ocasiones demencia. Se acepta que un tercio de los pacientes con Parkinson sufren demencia, especialmente aquellos en que la enfermedad se presenta a edad avanzada. No existen ensayos clínicos publicados sobre el tratamiento de la demencia en el parkinson. En la práctica clínica se utiliza rivastigmina y otros anticolinesterásiocs. El paciente debe monitorizarse frecuentemente, ya que este tratamiento podría empeorar las alteraciones motoras. Los pacientes que sufren enfermedad de parkinson avanzada con alteración cognitiva pueden sufrir psicosis. La terapia con antipsicóticos atípicos, olanzapina y clozapina, ha mostrado eficacia sin inducir agravamiento del parkinsonismo, ya que su potencial de efectos extrapiramidales es bajo. El 40% de pacientes con parkinson sufren depresión, ésta afecta enormemente la calidad de vida. El tratamiento con antidepresivos no se diferencia del tratamiento de la depresión en general, se considera que los antidepresivos actúan de un modo similar en pacientes con o sin parkinson. Existen otras complicaciones del parkinson, disfunciones autonómicas, como la hipotensión ortostática, constipación, incontinencia urinaria y disfunción sexual. Se presentan con menor frecuencia y existen pocas publicaciones que permitan identificar las opciones terapéuticas más idóneas. Ver ficha: ENFERMEDAD DE PARKINSON. Opciones terapéuticas disponibles.
Palabras claves:
  • OLANZAPINA
  • CLOZAPINA
  • DEPRESION
  • ANTIDEPRESIVOS
  • RIVASTIGMINA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.