Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2002 (39)

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica progresiva asociada con inflamación sistémica. Esta enfermedad afecta a la funcionalidad física y a la movilidad, conduciendo a corto y largo plazo a una morbilidad importante. El metotrexate a dosis bajas es el modificador de la enfermedad reumática más frecuentemente prescrito en el tratamiento de la artritis reumatoide. Este grupo de fármacos han demostrado reducir la morbilidad de la artritis y mejorar la calidad de vida, pero se desconoce su efecto sobre la mortalidad. Se diseña un estudio de cohorte sobre 1240 pacientes con artritis reumatoide para valorar el efecto del metotrexate sobre la mortalidad. La duración media del seguimiento fue de 6 años. La dosis media de metotrexate fue de 13 mg a la semana, con una dosis máxima de 25 mg/semana. Durante el periodo de seguimiento murieron 191 pacientes. Los pacientes que empezaron tratamiento con metotrexate (588) tenían peores factores pronóstico. Los resultados del estudio muestran que el uso de metotrexate proporciona un beneficio sobre la mortalidad, reduciendo fundamentalmente la mortalidad cardiovascular. La dosis de metotrexate no influye en el resultado. Otros medicamentos modificadores de la enfermedad no mostraron este mismo efecto. Los autores consideran que el metotrexate debe establecerse como el tratamiento estándar y los nuevos medicamentos modificadores de la enfermedad reumática deben compararse con el metotrexate para valorar su impacto sobre la supervivencia.
Palabras claves:
  • DOSIS
  • BENEFICIO
  • METOTREXATE
  • SUPERVIVENCIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.