Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2002 (39)

El reflujo gastroesofágico es un factor de riesgo para el desarrollo de adenocarcinoma de esófago, un cáncer cuya incidencia va aumentando. El esófago de Barret es una alteración del epitelio del esófago que se transforma de escamoso a mucoso (como el epitelio intestinal), que se asocia con reflujo crónico y puede desencadenar la formación de un adenocarcinoma. Algunos especialistas recomiendan que se realice una endoscopia a los pacientes que sufren reflujo crónico para valorar la presencia de esófago de Barret y el desarrollo de cáncer. Se realiza una revisión bibliográfica para valorar si existen datos concluyentes sobre la relación entre reflujo y esófago de Barret con el desarrollo de cáncer de esófago y el valor de la endoscopia en la detección de éste. En la literatura existen estudios de cohorte que muestran una elevada incidencia de reflujo gastroesofágico y estudios caso-control que muestran una asociación entre el reflujo gastroesofágico y el adenocarcinoma, el riesgo incrementa cuando los síntomas son mas graves y prolongados. Sin embargo, la incidencia de adenocarcinoma esofágico es baja y no existe ningún ensayo que demuestre que la endoscopia es eficaz en el ""screening"" del cáncer. El esófago de Barret parece ser una lesión precursora del adenocarcinoma. Los autores de la revisión concluyen que no existen datos que apoyen la realización rutinaria de endoscopia a todos los pacientes que sufren reflujo gastroesofágico. El tratamiento del esófago de Barret se basa en la supresión ácida, los inhibidores de la bomba de protones son eficaces en la resolución de los síntomas de reflujo, pero no han mostrado disminuir el riesgo de adenocarcinoma. El tratamiento quirúrgico ha mostrado resultados contradictorios. Tampoco está claro el papel de la terapia endoscópica que consiste en la cicatrización de las zonas afectadas, por distintos métodos, aunque parece una terapia prometedora y actualmente se sugiere puede ser útil en aquellos individuos con reflujo gastroesofágico crónico. Cuando se combina la supresión ácida con otra técnica normalmente se consigue la cicatrización del epitelio. Se requieren nuevos métodos que permitan estratificar el riesgo en el reflujo gastroesofágico.
Palabras claves:
  • BARRET
  • ENDOSCOPIA
  • CANCER
  • PREVENCION
  • OMEPRAZOL
  • RIESGO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.