Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2002 (39)

Las bronquiectasias son una patología poco frecuente que puede conducir a complicaciones como infecciones respiratorias repetidas, tos, dificultad respiratoria y ocasionalmente hemoptisis. Se caracteriza por una dilatación permanente de los bronquios y bronquiolos. Las causas de las bronquiectasias pueden ser varias: infecciones, disquinesias ciliares primarias (síndrome hereditario autosómico recesivo), síndromes de inmunodeficiencias humorales, fibrosis quística, artritis reumatoide y enfermedad inflamatoria intestinal. Los pacientes con bronquiectasias presentan tos productiva crónica. El esputo es mucoso y purulento, a veces puede ser sanguinolento o presentarse una hemoptisis importante como consecuencia de la erosión causada por una infección. En el 75% de los casos existe disnea y sibilancias. La clínica es similar a la que se presenta en casos de EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) La terapia se basa en la identificación de las exacerbaciones agudas, y la administración de antibióticos, supresión de la carga microbiana, tratamiento de las condiciones subyacentes, reducción de la respuesta inflamatoria, promoción de la higiene bronquial, control de la hemorragia bronquial y resección quirúrgica de los segmentos distales dañados o lóbulos que pueden ser focos infecciosos o hemorrágicos. Las agudizaciones implican el inicio precoz de antibioticoterapia, tipo fluorquinolonas. El tratamiento debe prolongarse un mínimo de 7-10 días. Si no existe respuesta o existe un microorganismo resistente debe valorarse el cultivo de esputo y el antibiograma.
Palabras claves:
  • SINTOMAS
  • ANTIBIOTICOS
  • FLUORQUINOLONAS
  • HIGIENE
  • SIGNOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.