Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Agosto de 2002 (39)

El paracetamol es un fármaco habitualmente considerado seguro, sin embargo, cada año existen casos descritos de toxicidad hepática asociada al uso de paracetamol, generalmente causadas por una ingesta masiva, intencionada o por error. La dosis máxima diaria recomendada en un adulto son 4 g, considerando que dosis superiores conducen al individuo a un riesgo de hepatotoxicidad transitoria, necrosis tubular renal y daño miocárdico. La mayoría de casos de mala utilización de paracetamol se asocian a niños que reciben dosis excesivas para episodios febriles, alcohólicos, pacientes tratados con inductores del citocromo P-450 y pacientes con enfermedad hepática preexistente. Existen muchos casos descritos de hepatotoxicidad en alcohólicos, se recomienda que en pacientes con una ingesta diaria de más de 60g de alcohol, la dosis de paracetamol no supere los 2 g al día. También existe evidencia de que la desnutrición o la administración de paracetamol en ayunas incrementan el riesgo de hepatotoxicidad. Existen pacientes que sin los factores de riesgo descrito sufren hepatotoxicidad tras la administración crónica de paracetamol, cuando se excluyen los menores de 18 años y los que toman dosis superiores a 4 g al día, el número de casos se reduce, pero es suficiente como para estar alerta cuando el paracetamol se administra de forma continuada a pacientes sin riesgo aparente de hepatotoxicidad.
Palabras claves:
  • RECOMENDACIONES
  • DOSIS
  • RIESGOS
  • INTERACCIONES
  • ALCOHOL
  • NIÑOS
  • ADULTOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.