Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Noviembre de 2002 (42)

El tratamiento de las cicatrices engloba numerosas técnicas y se define en función del tipo de cicatriz. - tratamiento de las cicatrices tensas: se pueden alargar por vía quirúrgica para prevenir las limitaciones de movimiento. También se puede hacer una incisión en toda la cicatriz para volverla a coser sin tensión. - tratamiento de las cicatrices hundidas: se vuelven a situar al nivel normal de la piel y se corrigen con ayuda de materiales de relleno como el colágeno o el ácido hialurónico. - tratamiento de las cicatrices profundas: para las cicatrices pequeñas en el rostro, como las causadas por el acné se ha probado una abrasión de la epidermis por distintos métodos (peeling quirúrgico o químico). - tratamiento de las cicatrices hipertróficas y de los queloides: en primer lugar se practica un tratamiento conservador (inyecciones de glucocorticoides, geles cicatrizantes), porque la cirugía va acompañada de una tasa importante de recidivas. Generalmente se obtienen buenos resultados con los métodos siguientes: cirugía plástica, excisión de las cicatrices, inyecciones de glucocorticoides, tratamiento por compresión y tratamiento con materiales de relleno. El empleo de geles cicatrizantes o de peelings da resultados mediocres. El tratamiento con vendajes cicatrizantes así como la radioterapia y la laserterapia por ahora todavía dan resultados inciertos.
Palabras claves:
  • LASER
  • CIRUGIA
  • COLAGENO
  • HIALURONICO
  • EFICACIA
  • CICATRIZANTES
  • GLUCOCORTICOIDES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.