Sesión Bibliográfica Semanal 01 de Septiembre de 2003 (51)

El tratamiento de las úlceras por presión debe comenzar con un lavado exhaustivo de las mismas mediante suero fisiológico, tratando de evitar el uso de antisépticos. Tras esto, el vendaje será el principal componente en el tratamiento de las úlceras de presión. Este debe mantener a la úlcera en un ambiente húmedo. Por ello, el uso de las nuevas vendas impregnadas con hialurónico u otros compuestos en una matriz extracelular, provee beneficios adicionales, especialmente en la cicatrización de úlceras de presión recalcitrantes. Otro factor importante que se ha asociado a una mejor cicatrización de las heridas es el llevar a cabo una nutrición optima, mediante la cual mantengamos el organismo en un balance nitrogenado positivo, que permita aumentar las reservas proteicas en pacientes malnutridos con úlceras de presión. Actualmente no hay evidencia de que los suplementos vitamínicos o de minerales, en ausencia de déficit, mejoren la cicatrización o prevengan la aparición de úlceras de presión. Por todo ello, no se debe realizar una suplementación en aquellos pacientes que no tengan deficiencias. Según esto, el uso de nutrición enteral, y por supuesto parenteral, solo se debe reservar a aquellos pacientes que presentan problemas de masticación, deglución, o absorción de nutrientes. Actualmente existen algunas terapias coadyuvantes en el tratamiento de las úlceras de presión, que a menudo son caras, pero han demostrado su utilidad, especialmente en periodos de tiempo largos (superiores a tres meses). Entre estas podemos destacar la estimulación eléctrica, que trata de aumentar la síntesis de fibroblastos, neutrófilos, macrófagos, colágeno y ADN, así como de receptores para determinados factores de crecimiento; o del calor mediante radiación, que se utiliza para incrementar el flujo sanguíneo y promover la síntesis de fibroblastos y otros factores asociados a la cicatrización de heridas. Actualmente se están llevando a cabo estudios para evaluar el uso de factores de crecimiento de o equivalentes de la piel. Por último, la cirugía sigue siendo una alternativa de tratamiento de las úlceras de presión, aunque presentan una elevada tasa de recurrencias tras la intervención.
Palabras claves:
  • VENDAJE.
  • ÚLCERA
  • PRESIÓN
  • POSTURA
  • ANCIANO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.