Sesión Bibliográfica Semanal 01 de Enero de 2005 (66)

Ezetimibe reduce los niveles de colesterol en sangre inhibiendo selectivamente el transporte de colesterol a través de la pared del intestino delgado reduciendo así la entrega de colesterol intestinal al hígado. Ezetimibe ha sido aprobado en pacientes con edad no inferior a 10 años con una dosis de 10 mg/día (administrándolo a cualquier hora del día) en las siguientes indicaciones: Hipercolesterolemia primaria en combinación con estatinas cuando estas no son efectivas o en monoterapia cuando existe intolerancia a las estatinas. En los dos casos junto con una dieta adecuada. Hipercolesterolemia familiar homocigótica en combinación con estatinas más una dieta adecuada. Sitosterolemia familiar homocigótica conjuntamente con una dieta adecuada. No son necesarios ajustes de dosis en pacientes de edad avanzada, en pacientes con insuficiencia renal o alteraciones hepáticas leves. Sin embargo, el laboratorio no recomienda la utilización de ezetimibe en pacientes con alteraciones hepáticas moderadas o graves. Las reacciones adeveras más frecuentes en pacientes que están tomando ezetimibe son cefalea, dolor abdominal y diarrea. Más raramente se han descrito reacciones de hipersensibilidad caracterizadas por angioedema y erupción cutánea. En estudios comparativos, no se observó una mayor aparición de efectos adversos con ezetimibe más estatinas que con estatinas solas. Pero en un estudio, el 2% de los pacientes tratados con ezetimibe y estatinas desarrollaron un aumento asintomático de enzimas hepáticos no observado en los pacientes que tomaron ezetimibe, estatina o placebo en monoterapia. En los estudios realizados de corta duración no se ha observado una disminución en la absorción de vitaminas liposolubles. En distintos estudios se ha podido observar que la combinación de ezetimibe con estatinas no es tan segura y más cara que la utilización de la máxima dosis de estatina en monoterapia. Además los efectos de la utilización de ezetimibe solo o en combinación con estatinas sobre la morbilidad y mortalidad cardiovascular son desconocidos. Actualmente ezetimibe tampoco ha demostrado ofrecer ninguna ventaja clínica convincente comparándolo con la utilización de estatinas solas en el tratamiento de pacientes con un riesgo elevado de desarrollar complicaciones en la enfermedad arteriosclerótica. Y tampoco existe evidencia que ezetimibe sea una opción razonable en el tratamiento de los pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigótica o sitosterolemia.
Palabras claves:
  • colesterol
  • Hipercolesterolemia
  • estatinas
  • homocigótica
  • Sitosterolemia

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.