Sesión Bibliográfica Semanal 01 de Enero de 2005 (66)

Una nueva fluorquinolona que ha sido aprobada para las siguientes indicaciones: Neumonía adquirida en la comunidad leve y moderada (400 mg/día durante 10 días). Exacerbación aguda de la bronquitis crónica (400 mg/día durante 5-10 días) Sinusitis bacteriana aguda (400mg/día durante 10 días) Igual que las otras fluorquinolonas actúa interfiriendo la replicación, transcripción y reparación del ADN bacteriano. Es activo in vitro contra patógenos respiratorios como Staphylococcus aureus (sensibles a meticilina), Streptococcus pneumoniae, Moraxella catarrhalis, Haemophilus influenzae, Klebsiella pneumonie, Chlamydia pneumoniae y Mycoplasma pneumoniae. Moxifloxacino es más activo in vitro frente a S. pneumoniae y Streptococcus pyogenes que otras fluorquinolonas. Pero no es activo frente a Pseudomonas aeruginosa o Staphylococcus aureus meticilin resistente. Las reacciones adversas más frecuentes (presentadas en más de la mitad de los pacientes) que se describieron en los ensayos han sido alteraciones gastrointestinales y cefalea. Entre otros efectos no deseados que fueron descritos destacan mareos, alteraciones del gusto, dolor abdominal y aumento de los enzimas hepáticos. Moxifloxacino puede prolongar el intervalo QT en el ECG en aquellos pacientes que presenten hipoclemia o en aquellos que estén tomando concomitantemente otro medicamento que también prolongue el segmento QT como la eritromicina y antidepresivos tricíclicos entre otros. La absorción de Moxifloxacino se ve reducida ante la presencia de aluminio, hierro, o magnesio. Por esta razón se aconseja que la administración se espacie unas 6 horas si se requiere la administración de algún preparado que contenga alguno de estos iones. Moxifloxacino está contraindicado: Embarazo y lactancia. Niños y adolescentes en edad de crecimiento. Pacientes con historia de alteraciones en los tendones asociada al tratamiento con quinolonas. Pacientes que presenten una prolongación en el intervalo QT Alteraciones electrolíticas Bradicardia clínicamente relevante. Insuficiencia cardiaca. Historial previo de arritmias sintomáticas. Alteraciones de la función hepática. Alteración severa de la función renal (aclaramiento de creatinina <30 mL/min). Según la evidencia clínica publicada, Moxifloxacino es una nueva fluorquinolona aprobada para el tratamiento de varias infecciones respiratorias que no ofrece ninguna ventaja convincente sobre los tratamientos ya utilizados en estas patologías.
Palabras claves:
  • fluorquinolona
  • Neumonía adquirida
  • Exacerbación aguda
  • Sinusitis bacteriana
  • ADN bacteriano
  • QT
  • ECG

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.