Sesión Bibliográfica Semanal 01 de Enero de 2005 (66)

Escitalopram es el enantiómero S terapéuticamente activo del racémico citalopram. Este antidepresivo del grupo de los Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS) ha sido aprobado por Reconocimiento mutuo. Se ha autorizado para el tratamiento de episodios de depresión mayor, trastornos de angustia (con o sin agarofobia) y para el trastorno de ansiedad social. Actúa inhibiendo selectivamente la recaptación de serotonina lo que conduce a un incremento de su concentración a nivel sináptico que favorece la neurotransmisión serotoninérgica. Presenta mínimos efectos sobre la recaptación de dopamina y noradrenalina. La posología es de 10 mg/día (en el trastorno de angustia inicialmente 5 mg/día) que puede incrementarse hasta un máximo de 20 mg/día. La dosis deberá reducirse a la mitad en pacientes ancianos o pacientes con insuficiencia hepática. Presenta muy buena biodisponibilidad oral, alcanzándose la concentración máxima (Cmáx) a las 4 horas. Tiene una unión a proteínas plasmáticas inferior al 80% y sufre metabolismo hepático que conduce a la formación de metabolitos farmacológicamente activos. Los metabolitos se excretan por orina en forma de glucurónidos. La semivida de eliminación (t½) es de 30 horas. Aproximadamente 2500 pacientes con depresión mayor han participado en los ensayos clínicos randomizados, placebo-controlados, doble-ciegos y algunos de ellos multicéntricos y con comparador activo (citalopram 40 mg/día) para valorar su eficacia y seguridad. Los tratamientos duraron 8 semanas excepto en un estudio que fue de larga duración (36 semanas) en el que participaron 274 pacientes. La variable de eficacia empleada fue la mejoría de los valores de la ""Escala de Valoración de la Depresión de Montgomery-Asberg"" (MADRS). El porcentaje de pacientes respondedores fue superior vs. placebo o citalopram y, a veces, se observó un inicio de acción más rápido con una ligera mayor eficacia antidepresiva que citalopram. La discontinuación del tratamiento por reacciones adversas fue del 4,2% de los pacientes tratados con escitalopram, del 8,8% en los tratados con citalopram y del 2,5% de los tratados con placebo. Las reacciones adversas al escitalopram aparecieron más frecuentemente durante las dos primeras semanas de tratamiento y fueron, entre otras, náuseas, disminución del apetito y la líbido, trastornos en la eyaculación, sinusitis, diarrea/estreñimiento y fatiga. No se ha evaluado su eficacia y seguridad en menores de 18 años, embarazo y lactancia por lo que se desaconseja su uso en estos grupos de población. Su uso está contraindicado en caso de hipersensibilidad al fármaco y en combinación con IMAOs no selectivos. Como el resto de ISRS, ha de utilizarse con precaución en caso de antecedentes de manía, diabetes, enfermedad coronaria y en caso de tratamiento concomitante con anticoagulantes orales o con fármacos de acción serotoninérgica (triptanos, hipérico o hierba de San Juan, etc.).
Palabras claves:
  • ESCITALOPRAM
  • ISRS
  • DEPRESIÓN MAYOR
  • TRASTORNO DE ANGUSTIA
  • AGAROFOBIA
  • TRASTORNO DE ANSIEDAD SOC

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.