Sesión Bibliográfica Semanal 01 de Junio de 2006 (82)

La asociación de icosapento/doconexento (EPA/DHA) ha sido autorizada para la prevención secundaria tras infarto de miocardio (IM), como tratamiento adyuvante a los de referencia (estatinas, antiplaquetarios, betabloqueantes, IECA); y, en hipertrigliceridemia endógena, como suplemento a las medidas dietéticas cuando el control de los triglicéridos (TG) es insuficiente. Su mecanismo de acción no se conoce del todo bien, parecen reducir los niveles de TG como consecuencia del descenso del colesterol VLDL, en algunos pacientes con hipertrigliceridemia, aumentan el LDL-C. No se conoce su efecto sobre los lípidos sanguíneos a largo plazo. En el estudio GISSI-P, en pacientes que habían sufrido un IM, la administración de EPA/DHA redujo la morbi-mortalidad. Sin embargo este estudio presenta deficiencias metodológicas que comprometen su validez interna y la extrapolación a la práctica clínica actual. En el tratamiento de la hipertrigliceridemia y de la hiperlipemia combinada la experiencia clínica es muy limitada. Los efectos adversos más frecuentes son los gastrointestinales y las náuseas. La administración de dosis de EPA/DHA de 4 g/d se ha asociado con un aumento del tiempo de hemorragia. Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 reduce la mortalidad cardiovascular en pacientes con antecedentes de IM, en general se recomienda que el aporte provenga de una dieta rica en pescado. Hay disponibles diversos fármacos que reducen los TG en mayor medida que los ácidos omega-3: ácido nicotínico, fibratos y estatinas.
Palabras claves:
  • Icosapento
  • Doconexento
  • Omega-3
  • Infarto de miocardio
  • Hipertrigliceridemia
  • Hiperlipemia combinada
  • Fibratos
  • Estatinas
  • Ácido nicotínico
  • Betabloqueantes
  • IECA
  • Antiplaquetarios

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.