Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Noviembre de 2006 (86)

El síndrome serotoninérgico aparece en caso de hiperestimulación de los receptores centrales y periféricos de la serotonina, debida a un tratamiento o a un abuso medicamentoso. El resultado es una gran diversidad de trastornos clínicos -de benignos a potencialmente mortales- : modificaciones del estado psíquico, hiperactividad neurovegetativa y/o trastornos neuromusculares. Se desconoce la incidencia del síndrome, pero según la experiencia de que se dispone actualmente debería ser escasa. No obstante, a medida que aumenta la prescripción de medicamentos serotoninérgicos, aumenta la frecuencia de las notificaciones. Parece que muchas veces no se diagnostica el síndrome porque los síntomas no son específicos, los criterios diagnósticos varían y algunos clínicos no piensan en ello. Los síntomas ligeros podrían ignorarse o no relacionarse con el tratamiento medicamentoso. SINTOMATOLOGIA: se observa agitación, confusión, delirio, alucinaciones, hiperactividad, hipomanía y trastornos del lenguaje; en el plano neurovegetativo, diarrea, midriasis, fiebre, intensificación de los ruidos intestinales y de la respiración, lágrimas, hipotensión o hipertensión y profusión de sudor. A estos síntomas se añaden cambios neuromusculares como hiperreflexia, elevación del tono muscular, agitación, rabdomiolisis y temblores. Los síntomas aparecen de forma característica tras un aumento de la dosis, sobredosis o prescripción suplementaria de un medicamento serotoninérgico. TRATAMIENTO: por regla general, el tratamiento del síndrome serotoninérgico consiste en suspender la administración del medicamento responsable. La mayoría de los síntomas benignos desaparecen en el espacio de 24 a 72 horas; en los casos graves, se necesita más tiempo. Los pacientes que presentan síntomas severos deben sedarse, con miorrelajantes e intubados. Se recomienda administrar ciproheptadina o clorpromazina, antagonistas de la serotonina. La verdad es que la prueba de la eficacia de esta medicación sólo tiene un carácter anecdótico. Aunque aumente la temperatura en los pacientes con síndrome serotoninérgico severo, se desaconseja prescribir un tratamiento antipirético, porque la fiebre es debida a una actividad muscular intensa y no a un desarreglo del valor de referencia a nivel del centro regulador de la temperatura, en el hipotálamo.
Palabras claves:
  • serotonina
  • sindrome serotoninérgico
  • abuso medicamentoso
  • ciproheptadina
  • clorpromazina

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.