Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Febrero de 2007 (89)

Los antipsicóticos atípicos se consolidaron como tratamiento de elección para paliar los síntomas de agitación y agresividad manifestados por los ancianos afectados por demencias , frente a los antipsicóticos convencionales, debido a la reducción de reacciones extrapiramidales, principal efecto secundario de estos últimos. Posteriormente la FDA advirtió sobre el aumento de la mortalidad de los pacientes ancianos con demencia tratados con antipsicóticos atípicos (sin dar datos sobre la mortalidad en pacientes tratados con antipsicóticos convencionales).A raíz de esto,en España, el Ministerio de Sanidad estableció la necesidad de un visado de inspección previo a la dispensación de estos fármacos en la población mayor de 75 años. En un ensayo clínico(EEUU)en el que se realizó un estudio de cohortes retrospectivo con 22.890 pacientes mayores de 65 años, en el que se trató a 9.142 con antipsicóticos convencionales y a 13.748 con atípicos y en el que se evaluó el riesgo de muerte,se observo que el tratamiento con antipsicóticos convencionales aumentaba el riesgo de muerte significativamente frente a los tratados con atípicos. Los autores sugieren que los antipsicóticos convencionales podían no ser más seguros que los atípicos,ya que el riesgo de muerte era al menos el mismo,por lo que los antipsicóticos convencionales no deberían reemplazar a los atípicos que dejaron de usarse debido a la advertencia de la FDA.
Palabras claves:
  • antipsicóticos atípicos
  • demencia
  • ancianos
  • FDA
  • antipsicóticos convencionales

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.