Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2007 (92)

Ensayo clínico de fase III, multicéntrico, doble ciego y randomizado realizado con el objetivo de evaluar el efecto del anticuerpo monoclonal anti-factor de crecimiento vascular endotelial (anti-VEGF) bevacizumab en combinación con interferon alfa para el carcinoma renal metastásico. Un total de 647 pacientes con carcinoma renal metastásico no tratado previamente fueron randomizados a recibir interferon alfa-2a (9 MIU subcutáneas 3 veces a la semana) más bevacizumab (10 mg/kg cada 2 semanas; n=327) o placebo más interferon alfa-2a (n=322).

El objetivo primario era comparar la supervivencia global. Los objetivos secundarios incluían supervivencia libre de progresión de enfermedad y seguridad. Un total de 325 pacientes en el grupo con bevacizumab más interferon alfa y 316 en el grupo placebo más interferon alfa recibieron al menos una dosis del tratamiento a estudio. En el momento de romper el ciego, habían ocurrido 230 eventos de progresión en el grupo de bevacizumab más interferon alfa y 275 en el grupo control; se produjeron 114 muertes en el grupo con bevacizumab y 137 en el grupo control. La supervivencia media sin progresión fue significativamente más larga para los pacientes con bevacizumab más interferon alfa que para los del grupo control que no recibían bevacizumab (10,2 meses frente a 5,4 meses p=0,0001). Se observaron incrementos en la supervivencia libre de progresión en los pacientes que recibían bevacizumab más interferon alfa independientemente del grupo de riesgo al que pertenecían o a pesar de haber recibido dosis reducidas de interferon. Las muertes debidas a acontecimientos adversos sucedieron en 8 pacientes (2%) que recibieron una o varias dosis de bevacizumab y en 7 pacientes (2%) en aquellos que no recibieron el fármaco. Sólo 3 muertes en el brazo con bevacizumab fueron consideradas por los investigadores como posiblemente relacionadas con la administración de bevacizumab. Los efectos adversos más comunes fueron la fatiga y la astenia.

Se concluye que la combinación de bevacizumab con interferon alfa como primera línea de tratamiento en pacientes con carcinoma renal metastásico causa una mejora significativa de la supervivencia sin progresión, comparada con la administración de interferon alfa solo.

Palabras claves:
  • Bevacizumab
  • Carcinoma renal metastásico
  • Interferon alfa
  • medicamentos biológicos
  • VEGF
  • anticuerpo monoclonal

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.