Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2007 (92)

En caso de labios secos, enrojecidos, con pequeñas erosiones, fisuras o escamas, se habla de quelitis. Esta inflamación de los labios es favorecida por el frío y la humedad y también por el hecho de humedecerse o mordisquearse sin parar los labios. Asimismo hay fisuras e inflamaciones que cicatrizan mal a nivel de las comisuras: las ragadías de las comisuras de los labios o boquera (quelitis angular), la mayoría de las veces, toman el aspecto de una piel reblandecida y enrojecida que a continuación se agrieta. Entre los factores desencadenantes importantes de las ragadías de las comisuras labiales se citan las infecciones (distintos tipos de Candida, estreptococos, estafilococos; en caso de boquera unilateral: sospecha de sífilis), los factores mecánicos (flujo salivar en caso de no-oclusión de la cavidad bucal, hipersalivación y trastornos de metabolismo - por ejemplo, en caso de diabetes -, así como carencia de hierro y carencia de vitamina B2). Aparte del tratamiento de la enfermedad de fondo, como la diabetes, la medida más importante es el secado de las comisuras labiales: conviene secarlos regularmente, evitar frotar, rascar o lamerse los labios; a menudo resulta útil aplicar ungüento de zinc, vaselina o ungüento blando (DAB6: vaselina blanca y lanolina a partes iguales). Para el cuidado de los labios agrietados existen tipos específicos de lápiz labial protector y de cremas protectoras que contienen dexpantenol, extractos de plantas (manzanilla, hammamelis o melisa, por ej) u otros aditivos con fines terapéuticos. No obstante, estas substancias pueden provocar alergias. También se pueden tratar los puntos en vivo taponándolos con una solución diluída a base de salvia. Si se pone en evidencia una micosis, están indicadas pastas a base de nistatina. En caso de infección bacteriana se aplicarán antibióticos y antisépticos de acción local. Los tópicos a base de corticosteroides - el acetato de hidrocortisona, por ej - permiten curar rápidamente las comisuras labiales dolorosas y muy inflamadas. En caso de carencia alimentaria, hay que procurar una alimentación rica en leche, huevos, cereales e hígado
Palabras claves:
  • ragadías
  • boqueras
  • labios
  • flujo salibar

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.