Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Mayo de 2007 (92)

El objetivo de un tratamiento en caso de presión intraocular demasiado alta es mantener la función visual y la calidad de vida. El timolol (TIMOPTIC), un betabloqueante, es el tratamiento de referencia aplicándolo 1 o 2 veces al día. Como segunda elección, el latanoprost (XALATAN) o el travoprost (TRAVATAN), análogos de las prostaglandinas F2 alfa, son una alternativa cuando se considera que la eficacia del timolol es insuficiente al cabo de varias semanas de tratamiento bien seguido o si hay demasiados efectos adversos. Estos colirios son algo más eficaces que el timolol para reducir la presión intraocular, pero provocan más efectos adversos como pigmentación del iris, modificación de las cejas, hiperhemia conjuntivaq. El bimatoprost (LUMIGAN), otro análogo de las prostaglandinas F2 alfa, no es más eficaz que el latanoprost y parece provocar más efectos adversos locales. Como tercera elección están los inhibidores de la anhidrasa carbónica: brinzolamida (AZOPT) y dorzolamida (TRUSOPT), a causa de sus efectos adversos (sensación de qardor, de picazón después de la instilación,etc.) y los simpatomiméticos. En caso de que se considere insuficiente la bajada de la presión intraocular con una monoterapia, es posible una asociación de dos principios activos pertenecientes a dos clases farmacológicas diferentes, en especial la asociación timolol + latanoprost (XALACOM). Las otras asociaciones (timolol + travoprost o timolol + brimonidina (COMBIGAN) no tienen ninguna ventaja sobre el XALACOM.
Palabras claves:
  • presión intraocular
  • glaucoma
  • colirios
  • efectos adversos
  • timolol
  • latanoprost

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.