Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Abril de 2009 (113)

Los cosméticos de tratamiento para la dermatitis seborreica, suelen incluir activos que actúan en cuatro vertientes: o Inhibición de la litogénesis. o Regulación de la secreción lipídica. o Inhibición de la lipólisis irritativa microbiana. o Eliminación del exceso de sebo del cabello y cuero cabelludo. Los más usados son: breas, extracto de coaltar, coaltar saponificado, azufre orgánico (los champús con bioazufre deben ser utilizados con moderación, ya que su uso excesivo puede originar seborrea de rebote), sales del ácido undecilénico, piritiona de cinc, tioxolona, sulfuro de selenio y de cadmio. Son muchos los derivados vegetales que incorporan los cosméticos, en forma de extractos o aceites esenciales, para controlar la producción y secreción de sebo y/o mitigar las molestias derivadas de su sobreproducción, así como para eliminar el sebo de la superficie del pelo una vez que se han producido. Entre los más utilizados se encuentran: ortiga blanca, té, limón, romero, bardana, hamamelis, abedul, ciprés, pino, avena, laminaria, hiedra, quilaya, equiseto, tusílago, laurel, etc. El lavado excesivo de este tipo de cabellos o la utilización para el lavado de champús excesivamente desengrasantes puede causar una exacerbación de las molestias por efecto rebote. Por este motivo, han proliferado los tratamientos de relevo, que permiten espaciar los lavados. Entre ellos se encuentran los champús sin espuma y los champús secos en spray (que permiten desengrasar el cabello sin mojarlo, ya que se eliminan con el cepillado). Los tratamientos indicados son adecuados para los casos de intensidad leve a moderada, ya que el tratamiento de los procesos más graves requerirá preparados farmacológicos que deberán ser utilizados bajo supervisión facultativa.
Palabras claves:
  • Dermatitis seborreica
  • Champús

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.