Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1993 (4)

La tacrina (COGNEX° ) es un inhibidor reversible de la colinesterasa. Tiene un interés teórico para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, algunos de cuyos síntomas podrían deberse a una deplección cerebral de acetilcolina. En 1992 se realizaron 2 estudios a doble ciego, controlados frente a placebo, con un total de 215 y 468 pacientes respectivamente, para evaluar su eficacia clínica. En el primero, la toma de tacrina durante 6 meses provocó una disminución menos acentuada de la función cognitiva y de la actividad cotidiana de los pacientes, pero su estado clínico no evolucionó mejor que con el placebo. En el segundo, la toma de 40 mg/d de tacrina durante 6 semanas mejoró los tests de función cognitiva y la toma de 80 mg/d durante 6 semanas suplementarias mejoró el estado clínico global. La tacrina produce una elevación de las transaminasas hepáticas en un 50% de los pacientes: se han dado casos de hepatitis y de necrosis hepatocelular. Aunque la tacrina pueda mejorar los tests de función cognitiva de algunos pacientes no se ha demostrado que produzca una mejora funcional substancial y, dada su potencial hepatotoxicidad, su relación beneficios/riesgos en la enfermedad de Alzheimer no es favorable.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • RIESGOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • TRATAMIENTO
  • MONITORIZACION
  • EVALUACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.