Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1993 (4)

En 1980 la FDA americana retiró la cafeína de la lista de las substancias consideradas como inocuas durante el embarazo, en base a estudios animales que mostraban un aumento de riesgo (a fuertes dosis) de malformaciones, de aborto y de retraso del crecimiento fetal. Recientemente se llevó a cabo un estudio con 431 mujeres, seguidas desde el inicio del embarazo, para evaluar el riesgo de un consumo ""normal"" de cafeína sobre la tasa de abortos y sobre el creciemiento del feto. El consumo de cafeína se evaluó en varias ocasiones teniendo en cuenta bebidas, alimentos y medicamentos que contienen cafeína: 9% no consumían cafeína en absoluto y 85% consumían menos de 300 mg/d (= 3 tazas de café, 6 tazas de té o unos 3 l de bebidas con cola). Durante este estudio la tasa de abortos no se vió influenciada por el consumo de cafeína. El peso de nacimiento fue menor en las consumidoras de cafeína, con una relación aparentemente dosis dependiente: no obstante dichos efectos desaparecieron tras ajustar los resultados por factores de confusión (principalmente tabaquismo). Según este estudio un consumo moderado de cafeína durante el embarazo no aumenta el riesgo de aborto ni tiene efectos desfavorables sobre el crecimiento fetal.
Palabras claves:
  • CONSEJOS
  • EMBARAZO
  • CRECIMIENTO
  • TABAQUISMO
  • ABORTO
  • RIESGOS
  • TERATOGENIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.