Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1993 (4)

El tabaquismo maternal es una causa bien establecida de hipotrofia fetal, pero muchas mujeres embarazadas no llegan a dejarlo por completo. Se realizó un estudio que incluía 803 mujeres embarazadas fumadoras y un grupo control de 476 mujeres embarazadas no fumadoras para determinar si una reducción del consumo de nicotina tenía efectos positivos sobre el peso fetal. A lo largo de este estudio, 68 mujeres fumadoras cesaron de fumar (grupo ""cese"") y 140 redujeron su consumo de nicotina alrededor del 60% (grupo ""reducción""); las restantes no cambiaron sus hábitos (grupo ""sin cambio""). En el grupo ""cese"" el peso medio de nacimiento (3200 g) y la proporción de recién nacidos de menos de 2500 g (10%) fueron comparables a los del grupo control. El peso medio de nacimiento (3100 g) fue menor en el grupo ""reducción"", pero significativamente mayor que en el grupo ""sin cambio"" (3000 g). La proporción de recién nacidos de menos de 2500 g fue del 15% tanto en el grupo ""reducción"" como en el grupo ""sin cambio"". Este estudio demuestra que lo ideal durante el embarazo es el cese total del tabaquismo. También demuestra que una reducción del consumo de nicotina es útil en las mujeres que no pueden prescindir del tabaco.
Palabras claves:
  • NICOTINA
  • FETO
  • CONSEJOS
  • CRECIMIENTO
  • RIESGOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.