Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1993 (4)

La aparición de una sordera transitoria es un efecto adverso raro y poco conocido de la eritromicina. Esta sordera aparece a los primeros días de tratamiento para retroceder a los pocos días. Casi siempre va ligada a una posología elevada, a una insuficiencia renal y sobre todo, a la utilización de la vía intravenosa (pero también se han descrito algunos casos con la vía oral). Estos datos sugieren que se trata de un efecto tóxico dosis dependiente. En la práctica la ototoxicidad de la eritromicina debería inducir a evitar, en lo posible, las posologías elevadas (más de 2 g/día) por vía intravenosa. En caso de insuficiencia renal habría que aplicar las mismas precauciones para la vía oral.
Palabras claves:
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ADMINISTRACION
  • PRECAUCIONES
  • DOSIS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.