Sesión Bibliográfica. 01 de Enero de 1993 (4)

Varios estudios han demostrado la eficacia de la toma diaria de cotrimoxazol o de un aerosol mensual de pentamidina ( PENTACARINAT° ) para prevenir la neumopatía por Pneumocystis carinii, infección oportunista frecuente en los pacientes infectados por VIH. Dos estudios randomizados, uno en prevención primaria (215 pacientes con una tasa de CD4<200/mm3, seguido durante 9 meses) y otro en prevención secundaria (310 pacientes, 17 meses) compararon ambos tratamientos. El cotrimoxazol se mostró indiscutiblemente más eficaz que la pentamidina. El único punto en contra suya es la importancia de sus efectos adversos (digestivos, cutáneos y hematológicos) que obligan a suspender el tratamiento al 25% de los pacientes. A partir de estos datos los expertos recomiendan utilizar en primera instancia el cotrimoxazol, tanto en prevención primaria como en prevención secundaria para los pacientes que no tengan antecedentes de efectos adversos a dicho medicamento. La posología es de 1 comprimido ""normal"" o un comprimido ""forte"" diario, ya que ambas dosis han demostrado una eficacia y una toxicidad comparables. Los aerosoles de pentamidina no deben usarse más que en segundo término, tomando precauciones para evitar la transmisión de gérmenes infecciosos (tuberculosis) por la tos irritante que producen.
Palabras claves:
  • PENTAMIDINA
  • EFICACIA
  • PREVENCION
  • INFECCION
  • RECOMENDACIONES
  • SIDA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • COMPARACION
  • TRANSMISION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.