Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1992 (3)

La anistreplasa es un fibrinolítico utilizado para la trombolisis en fase aguda del infarto de miocardio. Los ensayos clínicos han demostrado que la anistreplasa, administrada dentro de las 6 horas después del infarto, reducía la mortalidad (6% en un mes y 11% en un año contra 12 y 18% sin tratamiento trombolítico), disminuyendo las complicaciones mayores (shock cardiogénico, ruptura cardíaca o septal, paro cardíaco o fibrilación ventricular). Los efectos adversos mayores de la anistreplasa son las hemorragias graves que provocan accidentes vasculares cerebrales y las arritmias (como los otros trombolíticos) pero también una hipotensión y alergias severas. Ensayos comparativos han revelado que la anistreplasa tiene una eficacia (en cinco días) comparable a la estreptoquinasa ( KABIKINASE° ) y al alteplasa ( ACTILYSE° ), pero la estreptokinasa continúa siendo el trombolítico de elección a causa de su menor riesgo hemorrágico (y de su coste). La anistreplasa puede ser preferible para algunas urgencias y permite empezar la trombolisis a domicilio gracias a un tiempo de inyección corto (inyección i.v. de 2 a 5 mn en vez de perfusión de 60 a 90 mn de los otros trombolíticos).
Palabras claves:
  • FIBRINOLITICOS
  • EFICACIA
  • ALTEPLASA
  • URGENCIAS
  • COMPARACION
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DOSIS
  • ESTREPTOQUINASA
  • EVALUACION
  • ELECCION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.