Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1996 (7)

Los parches de nicotina se aplican por vía transdérmica. Algunos fabricantes de dicho producto recomiendan que se aplique durante 16 horas, por analogía con el comportamiento del fumador, o durante 24h. La duración total del tratamiento no debería superar las 8 semanas, puesto que los tratamientos más prolongados no han mostrado mayor eficacia. La posología ha de adaptarse a cada caso concreto. En general, se aconseja usar el parche con mayor cantidad de nicotina durante las 4 primeras semanas de tratamiento, y después, reducir la cantidad de nicotina gradualmente, a intervalos de 2 semanas. El parche transdérmico se aplica por la mañana, al despertar, sobre piel sin vello, en cualquier lugar entre el cuello y la cintura. Se desaconseja fumar mientras permanezca aplicado el parche. En algunas ocasiones los parches pueden ocasionar una irritación cutánea, que, según la gravedad, se podrá aliviar con una crema a base de corticoides. Es necesario evaluar la relación beneficios/riesgos de un tratamiento sustitutivo en los pacientes con afecciones cardiacas (post-infarto inmediato, arritmias, angina de pecho severa), durante el embarazo y la lactancia .
Palabras claves:
  • DEPENDENCIA
  • DESHABITUACION
  • LACTANCIA
  • CONTRAINDICACIONES
  • EMBARAZO
  • DOSIS
  • RIESGOS
  • ADMINISTRACION

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.