Sesionbes Bibliográficas. 01 de Enero de 1996 (7)

En la mayoría de los casos la enfermedad de Paget es asintomática y no necesita ningún tratamiento. Una terapia sólo está justificada en caso de dolores óseos, de compresión nerviosa o se se constata la existencia de lesiones localizadas en huesos que puedan hacer temer la aparición de complicaciones (ej: cráneo, vértebras, diáfisis de huesos largos). Existen dos tratamientos posibles: los difosfonatos (tipo etidronato = DIFOSFEN° ) y la calcitonina. El etidronato (5-10 mg/kg/d durante 3-6 meses) calma los dolores en 75% de los pacientes a corto plazo pero no tiene efecto sobre dolores provocados por deformaciones articulares artrósicas. Al suspender el tratamiento los efectos del etidronato pueden prolongarse durante varios meses. Si se utilizan dosis altas (>10 mg/kg/d), el principal efecto adverso es el peligro de osteomalacia porque puede provocar fisuras óseas dolorosas o bien fracturas. Por esta razón no se recomienda para las lesiones de huesos largos. Por otra parte, sus efectos se agotan con la repetición del tratamiento. Comparada con los difosfonatos, la calcitonina tiene un efecto más rápido sobre el dolor al empezar el tratamiento, pero, al suspenderlo, su efecto remanente es más corto y no sobrepasa algunas semanas. Sus efectos también pueden disminuir con el tiempo.
Palabras claves:
  • ANALGESIA
  • CALCITONINA
  • DOSIS
  • ETIDRONATO
  • BISFOSFONATOS
  • INDICACION
  • EFICACIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.