Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1991 (2)

La insolación se debe a una exposición al sol de 15 a 30 minutos (vasodilatación). El bronceado es un aumento de la pigmentación melánica provocado por los UVA (foto-oxidación de la melanina) o por los UVB en el "verdadero" bronceado (por multiplicación de los melanocitos y aumento de la síntesis de melanina). La protección contra los rayos UVA consiste en cubrirse y exponerse moderadamente al sol. Los filtros fotoprotectores contienen filtros químicos (que absorben la energía del rayo) y/o físicos (reflectantes). Los filtros químicos pueden tener un espectro estrecho (UVB): cinamatos, PABA, salicilatos, benzilideno, alcanfor, benzimidazol, o más amplio (absorbiendo un poco los UVA): benzofenonas, dibenzoilmetano. Los filtros físicos son polvos minerales que protegen de los UVA y de los UVB: silicatos, talco, óxido de zinc, dióxido de titanio, mica. Los filtros pueden tener efectos adversos: sequedad de la piel y picores (PABA), fotosensibilidad (cinamatos, oxibenzona, PABA), dermatitis de contacto (benzofenona y dibenzoilmetano), reacciones alérgicas, fototoxicidad. El índice de protección (IP) no es un valor estandarizado y no da más que una indicación relativa. Una protección fuerte requiere un IP mínimo de 15.
Palabras claves:
  • ALERGIAS
  • ACTIVIDAD
  • COSMETICA
  • CONSEJOS
  • EFICACIA
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.