Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1991 (2)

31 pacientes (de edades entre 26 a 67 años) que presentaban un SEM ligado al triptófano, aparecido en la epidemia de 1989 en USA, fueros seguidos durante 16 a 24 meses por un servicio de reumatología. Durante este período 2 pacientes se curaron totalmente, 26 no experimentaron ninguna mejora y 3 murieron. Las principales secuelas crónicas, a menudo asociadas a una afección funcional, afectan al sistema neuromuscular y a la piel: neuropatía periférica severa (61%), miopatía (36%), calambres musculares episódicos intensos (64%), espesor esclerodérmico de la piel (54%). La eosinofilia característica de la fase inicial del SEM, desaparece a los pocos días en los pacientes que reciben una corticoterapia y en 3 o 4 meses en los pacientes no tratados. Sin embargo la disminución de la eosinofilia no comporta ninguna mejora clínica y la corticoterapia precoz no impide el desarrollo de las manifestaciones crónicas. El síndrome de eosinofilia-mialgia, del cual se sigue ignorando la causa precisa es, pues, responsable de una mortalidad y de una morbilidad importante y evoluciona hacia secuelas crónicas que producen invalidez, en muchos casos. (Nota: triptófano retirado del mercado.)
Palabras claves:
  • SINTOMAS
  • CORTICOIDES
  • TOXICIDAD
  • COMPLICACIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • TRATAMIENTO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.