Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1996 (7)

El estreñimiento infantil, a veces complicado con encopresis (incontinencia fecal) es motivo de frecuentes consultas. En USA supondría cerca del 3% de la actividad de un pediatra. No suele deberse a causas orgánicas (5% de los casos) sino que más bien se trata de una mezcla de factores psicológicos, funcionales, educacionales y nutricionales que acaban por provocar verdaderos círculos viciosos antidefecatorios. El tratamiento es difícil y consiste ante todo en desdramatizar el síntoma, en la corrección de errores dietéticos y en el aprendizaje de la defecación. Sólo se debe recurrir a los laxantes dentro de este contexto de tratamiento global, en pacientes cuidadosamente seleccionados, y para tratamientos lo más breves posible. Generalmente se recurre a laxantes lubricantes, a laxantes osmóticos azucarados ( lactulosa , lactitol ) y a veces, en fase aguda, a enemas evacuadores. En dos pequeños ensayos comparativos, realizados en pediatría se demuestra que la lactulosa y el lactitol tienen una eficacia parecida y suelen ser bien aceptados por los niños. Los dolores y la molestia abdominal que aparecen a veces al principio del tratamiento pueden calmarse tomando el producto con uno o dos vasos de líquido.
Palabras claves:
  • EFICACIA
  • CONSEJOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • TRATAMIENTO
  • COMPARACION
  • ESTREÑIMIENTO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.