Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1991 (2)

El examen citobacteriológico de la orina (ECBU) se realiza en condiciones óptimas inmediatamente después de recoger la orina en el mismo laboratorio. Si la recogida se efectúa previamente en el domicilio, la orina debe ser refrigerada antes de ser transportada al laboratorio. En el caso de que la orina tenga que conservarse durante un cierto tiempo a temperatura ambiente (horas de cierre del laboratorio, etc.) existe un medio muy simple para preservar las características citobacteriológicas de la orina, añadiendo 1 o 2 g de ácido bórico por 100 ml. En efecto, en la actualidad está demostrado que en concentraciones que varían de 10 a 20 g/l, el ácido bórico posee una actividad bacteriostática (sobre gérmenes y fermentos) incluso pasadas 48 horas a temperatura ambiente, sin alteración de los elementos celulares y sin otro efecto bactericida que el de una lenta destrucción, no significativa en la práctica, de las Pseudomonas y Acinetobacterias. Fuente: Meers PD y Chow CK ""Bacteriostatic and bactericidal actions of boric acid against bacteria and fungi commonly found in urine"" J. Clin Pathol (1990); 43 : 484-487
Palabras claves:
  • DETECCION
  • INFECCIONES
  • TEST
  • DIAGNOSTICO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.