Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1990 (1)

En los NORMOTENSOS una dosis de 25 mg de fenilpropanolamina, seguida de 75 mg de principio activo de liberación prolongada NO MODIFICA la presión sanguínea. Entre la población HIPERTENSA los pacientes que toman beta-bloqueantes presentan un riesgo mayor, ya que los receptores beta, una vez bloqueados, no compensan la respuesta de los receptores alfa estimulados por la fenilpropanolamina (= Norefedrina ). En estas condiciones un estudio demuestra que las presiones sistólica y diastólica aumentan en 2-15 y en 5-16 mm Hg. Estos valores, aunque sean débiles son ESTADISTICAMENTE SIGNIFICATIVOS. Así pues hay que estar atento al aconsejar medicamentos que contengan dicho principio activo. Para los hipertensos, por ejemplo, es preciso limitarse a la APLICACION LOCAL de descongestivos simpaticomiméticos, ya que su absorción a través de la mucosa nasal es muy limitada.
Palabras claves:
  • RECOMENDACIONES
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • PRECAUCIONES
  • HIPERTENSION
  • DESCONGESTIONANTES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.