Sesionbes Bibliográficas. 01 de Enero de 1996 (7)

Un accidente isquémico transitorio es un déficit cerebral o de la retina, localizado, de origen vascular, que remite por completo en menos de 24 h (muchas veces incluso en menos de 1 h). Se presenta repentinamente y se manifiesta por uno o varios de los trastornos siguientes: trastorno motor (torpeza, debilidad, parálisis), sensitivo (aturdimiento, pérdida de sensación), visual, trastorno del lenguaje (dificultades para hablar, escribir, comprender) o dificultades para andar y mantener el equilibrio sin sensación de vértigo. Este déficit no siempre es espectacular y la ausencia de secuelas es tranquilizadora. No obstante, este incidente advierte al paciente de la posibilidad de un aumento del riesgo de accidente vascular cerebral (AVC), discapacitante o fatal (4-8% durante el mes siguiente, 20% en los 5 años siguientes). Para estos pacientes está indicada la aspirina° (unos 325 mg/d), puesto que un meta-análisis ha demostrado que tiene un efecto preventivo (modesto) sobre la aparición ulterior de un AVC (6 accidentes evitados por 1000 pacientes tratados durante 1 año). Se recomiendan los anticoagulantes orales, si está establecido el origen cardíaco del accidente isquémico transitorio (fibrilación auricular, infarto de miocardio). Se puede recurrir a la cirugía si el accidente se debe a una estenosis carotidiana ateromatosa de más del 70%.
Palabras claves:
  • ANTICOAGULANTES
  • PREVENCION
  • CAUSAS
  • ASPIRINA
  • SINTOMAS
  • ATEROSCLEROSIS
  • CIRUGIA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.