Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1996 (7)

Dos grandes ensayos clínicos han estudiado el interés del captoprilo y del ramiprilo en pacientes con una insuficiencia cardíaca moderada o una disfunción del ventrículo izquierdo después de un infarto. El tratamiento, a pequeñas dosis, se inició 72 h después del infarto (no antes) y prosiguió durante largo tiempo. Los resultados de ambos ensayos evidenciaron una reducción significativa de la mortalidad en valores absolutos (respectivamente del 6% al cabo de 1 año y del 5% a los 3 años). En tres ensayos de gran magnitud se estudió el interés del enalaprilo, lisinoprilo y captoprilo, administrados dentro de las 24 h después del infarto a todos los pacientes y mantenidos sólo durante algunas semanas. Con el enalaprilo no se produjo ninguna reducción de mortalidad en 5 meses, pero sí un efecto nefasto por hipotensión inducida por el tratamiento y en personas de edad avanzada. Los dos ensayos restantes demostraron sólo una pequeña reducción de mortalidad (respectivamente 0,8% en 6 semanas y 0,4% en 35 días). Así pues, basándose en los datos actuales se puede admitir que el empleo de IECA después del infarto está justificado para tratar a largo plazo a pacientes con insuficiencia cardíaca o disfunción ventricular (el 20-25% de post-infartados). Por el contrario, no parece justificado actualmente un tratamiento corto para todos los pacientes.
Palabras claves:
  • ADMINISTRACION
  • ANCIANOS
  • EVALUACION
  • RAMIPRILO
  • EFICACIA
  • PRECAUCIONES
  • DOSIS
  • INDICACIONES
  • ENALAPRILO
  • LISINOPRILO
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • CAPTOPRILO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.