Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

La hipopotasemia es la alteración electrolítica más frecuente en la práctica clínica. Se considera que el 20% de pacientes hospitalizados presentan hipopotasemia. A nivel ambulatorio, del 10 al 40% de los pacientes tratados con diuréticos también presentan hipopotasemia. Normalmente, la hipopotasemia es leve, o sea, con unos niveles de potasio en sangre entre 3 y 3.5 mmol/l y suele ser asintomática. Pero, aproximadamente un cuarto de los pacientes, sufren hipopotasemia moderada o incluso grave. A niveles séricos de potasio entre 3 y 2.5 mmol/l se presenta una sintomatología inespecífica: debilidad, lasitud y constipación como más frecuentes. Cuando el potasio desciende a concentraciones inferiores a 2.5 mmol/l puede aparecer necrosis muscular. Y por debajo de 2 mmol/l se puede producir una parálisis ascendente que lleva a fallo respiratorio. La gravedad y la sintomatología se correlaciona con la velocidad en que decrecen los niveles de potasio. En pacientes con patología cardiovascular, isquemia o insuficiencia cardíaca o hipertrofia ventricular izquierda, la hipopotasemia leve o moderada incrementa el riesgo de arrítmias. La hipokalemia también incrementa el potencial arritmogénico de la digoxina. Los niveles bajos de potasio incrementan la presión arterial sitólica y diastólica cuando no hay restricción en la ingesta de sodio. La causa de la hipocalemia más frecuente esel uso de fármacos . Ver fichas: Hipopotasemia. Fármacos que inducen hipopotasemia. Causas no farmacológicas que inducen hipopotasemia. Tratamiento de la hipopotasemia.
Palabras claves:
  • MONITORIZACION
  • RIESGOS
  • DIETA
  • SINTOMAS
  • POTASIO

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.