Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

En la evolución del EPOC aparecen intermitentemente exacerbaciones agudas, especialmente durante los meses de invierno. Es importante prevenir o atenuar la gravedad de estas agudizaciones. Las recomendaciones generales para el paciente con EPOC son: dejar de fumar, fisioterapia respiratoria, nutrición e inmediata intervención médica en caso de empeoramiento de los síntomas. Se recomienda la administración de la vacuna pneumocócica y de la gripe. Los síntomas de una agudización son tos, cambio en el volumen y viscosidad del esputo, disnea y sibilancias. La causa más frecuente de las agudizaciones son las infecciones, tanto víricas como bacterianas. El uso de antibióticos normalmente es efectivo para el tratamiento de las exacerbaciones. Los corticoides mejoran la obstrucción respiratoria y la inflamación del paciente con EPOC durante una agudización. El aspecto más importante de las agudizaciones en el EPOC es revertir la broncoconstricción. Ello se consigue con la administración de beta-2 adrenérgicos y anticolinérgicos por vía inhalada, solos o preferentemente, asociados. Los beta-2 adrenérgicos, además, estimulan el aclaramiento mucociliar.
Palabras claves:
  • VACUNAS
  • RECOMENDACIONES
  • CORTICOIDES
  • TABAQUISMO
  • PREVENCION
  • ANTICOLINERGICOS
  • CAUSAS
  • INFECCIONES
  • BETA-ADRENERGICOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.