Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1996 (7)

Los pacientes con diarrea crónica por patología inflamatoria o ulcerativa suelen presentar un estado nutritivo deficiente. Requieren una dieta rica en calorías y proteínas, con pocos residuos. Se recomienda realizar comidas frecuentes y poco abundantes. Puede existir déficit de lactasa, por lo tanto habrá que probar la tolerancia a la leche. Deben suprimirse los alimentos irritantes. Una alimentación inadecuada puede agravar los cuadros crónicos inflamatorios o ulcerativos. En brote agudo se requiere reposo digestivo 24-48 h. Puede llegar a ser necesaria dieta parenteral y reinicio de dieta oral hídrica, después rica en hidratos de carbono e hiperproteica, con restricción de grasas. Alimentos recomendados en los cuadros diarréicos: carnes magras, tiernas y cocidas; pescados blancos cocidos; huevos escalfados o cocidos. Se puede probar la tolerancia a la leche y derivados. En caso de esteatorrea se recomienda leche descremada, caldos, sopas, cremas, sémola, maicena, y aceites vegetales. Las frutas recomendadas son: plátanos maduros o en puré, manzanas cocidas, peras o zumos diluídos.
Palabras claves:
  • HIDRATACION
  • ALIMENTOS
  • RECOMENDACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.