Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1996 (7)

Hipercalemia: en algunos casos puede compensar la pérdida de potasio asociada a los diuréticos. Normalmente la hiperpotasemia es leve y asintomática, excepto en caso que se asocien diuréticos ahorradores de potasio y una ingesta excesiva de potasio. Para minimizar el riesgo de hiperpotasemia se debe valorar la función renal y controlar los niveles de potasio en sangre antes de iniciar el tratamiento con IECAs, corregir la hipovolemia y suspender los suplementos de potasio y de diuréticos ahorradores de potasio. Tos: según distintos estudios se ha descrito una incidencia desde el 1 al 20%. La producen todos los IECAs, sin embargo, algún estudio sugiere que en un paciente concreto la sustitución de un IECA por otro puede resolver la tos. Puede aparecer al cabo de varios meses de tratamiento y en algunos casos es tan molesta que dificulta el tratamiento. Se puede solucionar al disminuir la dosis; si esto falla, debe plantearse suspender el IECA, puesto que no responde a tratamientos convencionales. Un estudio reciente sugiere que la tos puede controlarse con cromoglicato inhalado. Ver fichas: Inhibidores del enzima convertidor de la angiotensina. Prevención y manejo de la hipotensión causada por IECAs. Prevención y control de la Insuficiencia renal causada por los IECAs. Efectos adversos poco frecuentes de los IECAs
Palabras claves:
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • DIURETICOS
  • POTASIO
  • TRATAMIENTO
  • ASOCIACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.