Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

La gripe se caracteriza por presencia de tos, fiebre, cefalea, malestar general y, a menudo dolores musculares, se presenta preferentemente en invierno y se transmite por vía aérea. El resfriado común, no presenta fiebre, aparece en cualquier época del año y se transmite por contacto directo o por vía aérea. Ante un paciente con posible gripe o resfriado debemos conocer: ¿Qué síntomas presenta? (Tos, estornudos, fiebre, cefalea,..) ¿Desde cuando los presenta? ¿Presenta alguna enfermedad respiratoria, cardíaca o está inmunodeprimido? ¿Alergias? ¿Toma algún medicamento? ¿Padece glaucoma, enfermedad tiroidea, hipertensión, hepatopatía, alteraciones gastrointestinales, diabetes o insuficiencia renal? Deberemos remitir al paciente al médico en los siguientes casos: niños menores de 2 años o ancianos, patología respiratoria o cardíaca crónica o signos y síntomas graves o de más de 2 semanas de evolución . El plan terapéutico se basa en: 1. Medidas preventivas generales: lavado frecuente de manos, uso de pañuelos desechables, evitar frotarse los ojos, vacuna antigripal (anualmente en otoño) en pacientes de riesgo (mayores 65 años, patología cardíaca y pulmonar, elevado riesgo de contagio). 2. Tratamiento no farmacológico: incremento de la ingesta de líquidos, humidificar el ambiente, evitar el tabaco, locales mal ventilados y cambios bruscos de temperatura, hacer reposo, realizar vahos y gargarismos. 3. Tratamiento farmacológico: debe ser sintomático. (Ver ficha: gripe y resfriado. Tratamiento farmacológico)
Palabras claves:
  • VALORACION
  • HIDRATACION
  • RECOMENDACIONES
  • PREVENCION
  • CONSEJOS
  • HIGIENE

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.