Sesionbes Bibliográficas. 01 de Enero de 1996 (7)

El trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad crónica que puede iniciarse en la infancia, aunque generalmente comienza en la edad adulta y en ambos sexos, manifestándose en la 3ª parte de los pacientes depresión grave como primer síntoma. Aunque se desconoce la etiología de este trastorno y no se ha identificado ninguna anormalidad en el sistema de transmisión serotoninérgico, la mayoría de los antidepresivos con esta actividad son eficaces en esta patología. Las dosis que se encuentran autorizadas para el trastorno obsesivo-compulsivo para cada uno de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina son: fluoxetina, iniciar con 20 mg/día incrementando la dosis después de algunas semanas de tratamiento hasta un máximo de 60mg/día; fluvoxamina, iniciar con 50 mg/día durante 3-4 días, aumentándola de forma gradual, hasta alcanzar la dosis eficaz o un máximo de 300 mg/día; paroxetina, iniciar con 20 mg/día, aumentando gradualmente (10 mg/semana) hasta alcanzar 40 mg/día o un máximo de 60 mg/día; sertralina, iniciar con 50 mg/día, aumentando gradualmente hasta 200 mg/día. Entre las reacciones adversas de este grupo de fármacos pueden aparecer: náuseas, insomnio, ansiedad y agitación.
Palabras claves:
  • TRASTORNO
  • DOSIS
  • EFICACIA
  • SERTRALINA
  • ELECCION
  • FLUOXETINA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • FLUVOXAMINA
  • PAROXETINA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.