Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1998 (9)

Entre las tiazidas empleadas como diuréticos encontramos la altizida, bendroflumetiazida, hidroclorotiazida y mebutizida. Otros fármacos afines a la tiazidas son la clopamida, clortalidona, indapamida y xipamida. Estos fármacos tienen un efecto diurético más moderado que los del asa. Producen una excreción del 5-10% del sodio filtrado. Actúan sobre el sistema de co-transporte de sodio y cloruro, situado en las membranas luminales de las células del túbulo contorneado distal. Con ello impiden la reabsorción de sodio y cloruro. También hay pérdida de potasio, que puede ser intensa. Los diuréticos tiazídicos también tienen efectos vasodilatadores directos, así como una cierta acción hiperglucemiante, además de otros efectos metabólicos, como hipertrigliceridemiante, hiperuricemiante, hipocalcemiante, etc. Sus principales indicaciones son: edemas, insuficiencia cardíaca congestiva, hipertensión, hipercalciuria idiopática con cálculos recurrentes y en la forma nefrógena de diabetes insípida. La acción de casi todos los compuestos del grupo es la misma, diferenciándose principalmente en la duración de acción. La clortalidona tiene la semivida más larga, pudiendo darse en días alternos. La indapamida tiene acción hipotensora a dosis que no producen diuresis, se usa en hipertensión. La xipamida tiene propiedades intermedias entre las tiazidas y los diuréticos del asa. Es más potente como hipotensor y diurético que el resto de los medicamentos del grupo. La hipokalemia también puede ser mayor.
Palabras claves:
  • MEBUTIZIDA
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ALTIZIDA
  • BENDROFLUMETIAZIDA
  • EFICACIA
  • XIPAMIDA
  • INDAPAMIDA
  • INDICACIONES
  • CLORTALIDONA
  • HIDROCLOROTIAZIDA
  • CLOPAMIDA

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.