Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La alcoholdependencia es una enfermedad multifactorial en la que intervienen elementos de diversa naturaleza: factores genéticos y psicológicos, el entorno cultural, económico, familiar y profesional que pueden incitar al sujeto a utilizar bebidas alcohólicas y finalmente a perder el control sobre su consumo. La utilización de los llamados ""fármacos interdictores"" sigue siendo el principal soporte de la prevención de recaídas en los programas de deshabituación alcohólica. Junto con estos fármacos se están ensayando actualmente otros enfoques terapéuticos que ayuden al paciente a abandonar el deseo de beber. El acamprosato es un fármaco de acción central, no disuasivo. Desarrollado para el mantenimiento de la abstinencia, dentro del marco del tratamiento multidisciplinar del paciente alcohólico. Actúa sobre los mecanismos fundamentales implicados en la instauración de la alcoholdependencia modificando la transmisión nerviosa del ácido gamma-aminobutírico (GABA) y el glutamato. Dosis 1998mg/d peso>60 kg, dosis 1332mg/d peso<60kg, durante 90 días a un año. En los ensayos clínicos realizados en pacientes se ha demostrado que la asociación del acamprosato a psicoterapias adecuadas permite doblar la tasa de abstinencia respecto al placebo. Es bien tolerado, no provoca sedación y no interacciona con el alcohol ni otros medicamentos utilizados habitualmente.
Palabras claves:
  • DESHABITUACIóN
  • PSICOTERAPIA
  • DISUASIVOS
  • INTERDICTORES
  • ALCOHOL
  • PREVENCIóN
  • DOSIS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.