Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

El polisulfato sódico de pentosano, mucopolisacárido semisintético similar estructuralmente a la heparina, ha sido aprobado para el tratamiento de la cistitis intersticial por vía oral. La cistitis es un trastorno doloroso, progresivo de etiología idiopática, frecuente en mujeres. Se caracteriza por la frecuencia miccional, dolor pélvico, disminución de la capacidad vesical. El pentosano se absorbe poco en el tubo gastrointestinal. Presenta efectos anticoagulantes y fibrinolíticos, y puede causar cambios en la mucina de la superficie vesical reduciendo la permeabilidad mural. Suele ser bien tolerado. Se ha observado una prolongación en el tiempo de protrombina y sangrado de encías y nariz. Debe emplearse con precaución en pacientes tratados con anticoagulantes o antiplaquetarios. En estudios no controlados se han descrito reacciones adversas como alopecia, dolor abdominal, diarrea y náuseas. Las dosis recomendadas son de 100mg 3 veces al día, tomados con agua una hora antes o dos horas después de las comidas. La duración del tratamiento es incierta. El pentosano ofrece alivio del dolor pélvico en una minoría de pacientes con cistitis crónica intersticial.
Palabras claves:
  • INTERACCIONES
  • EFECTOS
  • DOSIS
  • INDICACIONES
  • ADMINISTRACIÓN
  • ANTICOAGULANTES
  • EFECTOS-ADVERSOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.