Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

Se cree que la profilaxis antimicrobiana en las intervenciones que pueden causar bacteriemia transitoria, puede prevenir la endocarditis en pacientes con valvulopatía, prótesis valvulares u otras anomalías cardíacas, aunque la eficacia de esta práctica no se ha establecido nunca en estudios controlados. En las intervenciones dentarias y respiratorias altas por vía oral se aconseja que la profilaxis sea con amoxilina (2 g) y en aquellos casos que el paciente sea alérgico se puede dar clindamicina (300mg), cefadroxilo (2 g), azitromicina (500mg) o claritromicina (500mg). Debe administrarse una hora antes. Por vía parenteral se administra ampicilina (2 g), en los alérgicos a la penicilina clindamicina (600mg) o cefazolina (1 g). En intervenciones gastrointestinales y genitourinarias la profilaxis empleada por vía oral es la amoxicilina (2 g) mientras que por vía parenteral es la ampicilina (2 g) o gentamicina (1,5mg/kg, máximo 120mg). A los pacientes alérgicos se aconseja vancomicina (1 g) o gentamicina. Deberá añadirse la gentamicina en aquellos pacientes que presentan alto riesgo de endocarditis. Los pacientes de alto riesgo a quienes se les administre ampicilina antes de la intervención deberán recibir una dosis de 1 g intramuscular o endovenoso o una dosis de 1 g de amoxicilina seis horas después.
Palabras claves:
  • PENICILINA
  • GENTAMICINA
  • AMPICILINA
  • ADMINISTRACIÓN
  • CEFADROXILO
  • AMOXICILINA
  • CEFAZOLINA
  • PROFILAXIS
  • ANTIBIÓTICOS
  • CIRUGÍA
  • CLINDAMICINA
  • VANCOMICINA
  • DOSIS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.