Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La brimonidina en solución oftálmica al 0,2% ha recibido la autorización de la FDA para el tratamiento del aumento de presión intraocular debido a glaucoma de ángulo abierto o a hipertensión ocular y para la prevención en pacientes que se les practica una trabeculoplastia con láser de argón. Otros fármacos tópicos disponibles para el glaucoma son los bloqueantes adrenérgicos beta (betaxolol, carteolol, timolol, levobunolol), que suelen ser bien tolerados pero la absorción sistémica puede causar bradicardia y broncoespasmo. Los agonistas adrenérgicos alfa y beta pueden presentar hiperemia conjuntival, taquicardia e hipertensión. La pilocarpina, colinérgico comúnmente utilizado produce cefalea, miosis, espasmo, hiperemia conjuntival. La dorzolamida puede causar escozor, queratitis, reacciones alérgicas y sabor amargo. El lantanoprost produce un aumento de la pigmentación del iris e hiperemia. La brimonidina al 0,2% puede ser una alternativa en aquellos casos que no se toleran los bloqueantes-beta o como tratamiento coadyuvante en los que precisan más de un fármaco. Los principales efectos adversos que se han descrito con la brimonidina son la xerostomía, ojos enrojecidos o escozor y somnolencia. Presenta efectos mínimos sobre la frecuencia cardíaca y presión arterial. Está contraindicada en pacientes tratados con inhibidores de la monoamino-oxidasa, y se debe utilizar con precaución en los pacientes tratados con antidepresivos tricíclicos, en cardiopatías graves, insuficiencia hepática o renal.
Palabras claves:
  • ADMINISTRACIÓN
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • CONTRAINDICACIONES
  • EFECTOS
  • INDICACIONES
  • INTERACCIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.