Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La glucosamina es un constituyente básico de los glucosaminoglucanos del cartílago articular. Se emplea en el tratamiento de la artritis y parece ser que puede ser eficaz en la osteoartritis. El fármaco una vez absorbido difunde a los tejidos articulares, riñón e hígado. Se metaboliza parcialmente en el hígado siendo eliminado mayoritariamente como CO2 con el aire espirado y un 5% con la orina.

Las dosis terapéuticas son de 1,5 g al día durante 1-3 meses, repitiendo el tratamiento con intervalos de 2 meses. Debe administrarse inmediatamente antes de las comidas. Se observan efectos beneficiosos sobre la inflamación, artritis mecánica y la artritis inmunoreactiva pero menos que la indometacina.

En EEUU se expende como suplemento dietético en farmacias y establecimientos de alimentación. La glucosamina parece ser inocua y podría ser eficaz en el tratamiento de la osteoartritis, pero los estudios publicados son tan sólo de 8 semanas de duración.

Palabras claves:
  • ADMINISTRACIÓN
  • DOSIS
  • EFECTOS
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • INDICACIONES

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.