Sesión Bibliográfica Semanal. 01 de Enero de 1997 (8)

La anfebutamona se ha comercializado en EEUU en formulación de liberación mantenida como ayuda para dejar de fumar. Actualmente se utiliza como antidepresivo porque inhibe la recaptación de noradrenalina y aprovechando este efecto se podrían reducir los síntomas de abstinencia. Su uso como antidepresivo se ha limitado por la alta incidencia de convulsiones debido a dosis elevadas de fármaco o por el riesgo convulsivo de los pacientes, abstinencia alcohólica, cocaína y el uso de otros fármacos proconvulsivos. La dosis diaria recomendada para abandonar el tabaco es de 150mg durante 3 días y continuar dos veces al día durante 7-12 semanas. Se aconseja dejar de fumar durante la segunda semana de tratamiento. Puede producir insomnio e incluso se han comunicado casos de reacciones anafilácticas. No está claro que la anfebutamona sola sea más eficaz que la sustitución de nicotina.
Palabras claves:
  • DOSIS
  • TABACO
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • ANTIDEPRESIVOS
  • ADMINISTRACIÓN
  • EFECTOS

NewsLetter de abstracts redactados por expertos del programa y con la colaboración de profesionales de la salud que trabajan en diferentes ámbitos asistenciales.